Malcorra señalada responsable de que la ONU oculte abusos sexuales a menores

Política 29/12/2015
La Canciller y ex jefa de Gabinete del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, Susana Malcorra, fue indicada como posible responsable del ocultamiento de abusos sexuales a niños realizados por Cascos Azules de la ONU.
Vieja chota

La revista estadounidense, Foreign Policy, reveló una investigación interna de Naciones Unidas sobre el rol que cumplió la actual Canciller argentina en un posible ocultamiento de siniestros hechos. El texto determinó que Malcorra falló en sus respuestas a las violaciones sexuales realizados por los Cascos Azules.

Si bien la ONU tendría conocimiento de los abusos desde mayo de 2014, cuando un niño de 11 años declaró que un soldado francés le prometió comida a cambio de sexo oral y luego lo violó, la noticia sobre los abusos en un campamento para refugiados de República Centroafricana (RCA) recién salió en los medios en abril de 2015, en un artículo del diario británico The Guardian. En total, hay documentados 13 abusos sexuales a niños por parte de 16 soldados de la fuerza de paz.

Malcorra habría organizado una reunión en la ciudad de Turín, con el fin de discutir el caso Kompass (quien reveló la información). Semanas después, en abril de 2015, la ONU comenzó una investigación contra Kompass por su “filtración” sobre la denuncia de abuso sexual en la República Centroafricana, cuyo único fin era desentramar dicha filtración y no los abusos en sí.

Kompass fue suspendido con goce de sueldo y escoltado desde su oficina, Susana Malcorra declaró a los medios que estaba siendo investigado porque era culpable de mala conducta. Recién en junio de 2015 Ban Ki-moon anunció la creación de un panel independiente para revisar y examinar los acontecimientos tras el abuso sexual de los niños en la República Centroafricana.

Se especula que el ofrecimiento de Mauricio Macri para que Malcorra fuese canciller le vino en el momento justo ya que por el destape de lo sucedido en la ONU y frente a las investigaciones, iba a tener que renunciar a su cargo y quedaría expuesto así su rol.

Por otro lado, la investigación se complicó aún más con la publicación de los correos electrónicos y documentos que mostraban altos funcionarios de la ONU omitiendo la investigación. En el mismo se apunta al encargado de la Oficina de Ética Joan Dubinsky, la Secretaria General Adjunta de Servicios de Supervisión Interna (OSSI) Carman LaPointe y la jefa de Gabinete, Susana Malcorra, quienes intentan hacer frente a las acciones de Ander Kompass.

Te puede interesar