El Gobierno justificó la represión a docentes: “no tenían ningún permiso”

Política 10/04/2017
Los maestros mientras intentaban una modalidad de protesta que les permitiera mantener el reclamo salarial sin afectar el dictado de clases fueron reprimidos en la la Plaza del Congreso pese a haber pedido permiso para estar.

“No tenían ningún tipo de permiso” para instalar la “escuela itinerante” frente al Congreso, fue el argumento del Gobierno porteño para justificar la violenta represión policial desatada anoche sobre los docentes que realizaban una medida de reclamo, sin paros ni cortes de calle, en el marco de la negociación en curso. Bajo la lluvia, maestros y maestras recibieron golpes y gas pimienta. Hubo cuatro docentes detenidos, liberados durante la madrugada.

La subsecretaria de Uso del Espacio Público del gobierno porteño, Clara Muzzio, dijo que personal del Gobierno verificó ayer que los docentes estaban armando una estructura en la Plaza del Congreso. "Se acercaron y le solicitaron el permiso. Dijeron que lo tenían, pero nunca existió", señaló en diálogo con Radio La Red.

nota 1

Sin embargo, el viernes último, el secretario de Relaciones Internacionales de Ctera, Eduardo Pereyra, presentó una carta formal ante la Jefatura de Gobierno anunciando la realización del acto ayer domingo. Según Muzzio, la carta no cumplía con todos los requisitos para el uso del espacio público.

Lo cierto es que los docentes fueron reprimidos cuando intentaban una modalidad de protesta que les permitiera mantener el reclamo salarial sin afectar el dictado de clases. El plan de los gremios era instalar una escuela itinerante –es decir, no iba a permanecer la estructura de la carpa de forma fija-, con charlas y cursos públicos en la plaza ubicada frente a las escalinatas del Congreso.

Cuando los maestros habían llegado a montar el armazón de la escuela itinerante, llegaron cuatro patrulleros de la comisaría sexta con la orden de frenar el armado. Los docentes formaron entonces un cordón humano para proteger su estructura. Enseguida, efectivos de la Policía Federal y de la Ciudad llegaron en combis, golpearon y tiraron gas pimienta contra los maestros, en su mayoría mujeres. Al ser violentados, los maestros no estaban cortando la calle. Usaban el mismo espacio público donde hace 20 años se instaló la emblemática Carpa Blanca.

El referente de Suteba Roberto Baradel advirtió que la orden de reprimir bajó desde Casa Rosada. “Nos dijeron que hubo una orden directa de la Presidencia de la Nación. La policía nos agredió, no hay ningún docente agrediendo a la policía. Nos pedían que modificáramos la protesta con una forma creativa y miren qué pasa. Parece que ante cualquier palabra que al gobierno no le guste va a actuar con represión. Eso no es un gobierno democrático”, enfatizó. En tanto, Ctera convocó para hoy a una asamblea de secretarios generales en la que definirán de qué modo seguirán con la protesta.

La represión de anoche tuvo lugar luego de que el jueves pasado el Juzgado de Primera Instancia del Trabajo N° 58, a cargo de Dora Eva Temis, ordenara al Ministerio de Trabajo convocar dentro de un plazo de cinco días a la paritaria nacional docente, el principal reclamo de los gremios. La respuesta del Gobierno fue anunciar que apelará.

Te puede interesar