Central le ahogó el festejo a River sobre la hora

Deportes 22/02/2016
A minutos del cierre, Larrondo marcó su segundo gol en el partido para decretar el empate; Lucas Alario, Rodrigo Mora y el propio Larrondo en contra marcaron para el Millonario, que estuvo en ventaja 3-1, pero Central igualó 3 a 3

El resultado tuvo su justificación en los errores defensivos del goleador de los rosarinos, Marcelo Larrondo, que se quedó parado cuando le cabeceó en sus narices Lucas Alario para la apertura del marcador a los cinco minutos y después se anotó con un tanto en contra de su propia valla.

Inclusive otro ídolo de la parcialidad 'canalla' como Javier Pinola propició el segundo tanto de los riverplatenses cuando promediando el primer tiempo lograron ponerse por segunda vez en la noche en ventaja a través de Rodrigo Mora luego de que Germán Herrera, reemplazante del capitán Marco Ruben, consiguiera la transitoria paridad en un gol.

Esta paradoja a la que contribuyó el mendocino con el descuento para el 2-3 que registró también por vía aérea fue un ejemplo de lo sucedido en el colmado Gigante de Arroyito, donde el propio Larrondo fue con otro cabezazo el que enmendó los fallos anteriores y logró la paridad definitiva en el quinto minuto del tiempo agregado.

Esto resume lo acontecido en la cálida noche rosarina, donde las emociones y el intento irrenunciable por alcanzar el arco rival fueron junto a los errores descriptos los que lo convirtieron en un partidazo.

Lo ganaba River 3 a 1 por Larrondo y lo empató 3 a 3 Rosario Central por el mismo jugador, como para ratificar que los "canallas" están bajo al aura victorioso que insinuaron el año anterior y empezaron a iluminar en este.



El partido estuvo parado seis minutos sobre los 35 del segundo tiempo por un desperfecto lumínico y esto alargó el suspenso de la definición por el prolongado descuento que otorgó el árbitro Mauro Vigliano (nueve).

Otro hecho que perjudicó a los dueños de casa fue la salida por lesión de José Luis Fernández (un traumatismo en el tobillo izquierdo), un termómetro a la hora de regular los ritmos de su equipo.

Pero el camino de la resurrección en el juego estuvo nuevamente en los pies de Gustavo Colman, que ingresó como siempre por Walter Montoya sobre los 10 minutos del segundo período para convertirse en el conductor de su equipo, bien asociado a Giovanni Lo Celso y Franco Cervi, usinas generadoras del fútbol centralista.

Y ese final fue altamente emotivo porque Central iba sin reservas por la paridad y River buscaba en la contra sellar la victoria, objetivos dispares de los que ambos estuvieron muy cerca pero que terminó concretando el local.

De esta manera Central salvó el invicto que ostentaba en el Gigante desde hace 15 meses, ya que la última vez que perdió como local fue el 30 de noviembre de 2014 ante Racing, por 3-0.

Mirá los goles acá:

Te puede interesar