Boca no pudo con Temperley en un paupérrimo debut 0 a 0

Deportes 06 de febrero de 2016
Sin juego ni profundidad, Boca no pudo cambiar la mala imagen del verano y cerró su debut 0-0 con Temperley. Sin embargo Carlitos tuvo un par claras pero le faltó una marcha.
Boca 0 Temperley 0 Torneo Local 7-2-16

Luego de un convulsionado verano, en el que las derrotas ante River, Racing y Estudiantes dejaron un manto de dudas en el cuerpo técnico xeneize, Boca se presentó en el Florencio Sola con el objetivo de instalar su postura de candidato.

El clima hostil de los hinchas de Temperley le hizo sentir el rigor a Agustín Orion, quien debió recurrir a la seguridad para que los fanáticos del Celeste dejen de arrojarle objetos contundentes. Más allá de la demora, los de Rodolfo Arruabarrena salieron a presionar a su rival con la proyección de sus laterales. En una de las primeras intervenciones de Gino Peruzzi, Carlos Tevez estuvo cerca de abrir el marcador, pero el centro del exVélez no fue tan preciso.

La triangulación entre el Apache, Nicolás Lodeiro y Pablo Pérez fue otro recurso para buscar el tanto, pero en el momento que el ex Juventus quedó mano a mano frente al arquero, Federico Crivelli reaccionó a tiempo y atoró al delantero para evitar que defina hacia la red. El monólogo del visitante hacía suponer un claro triunfo boquensey el Gasolero debía recurrir al juego brusco para frenar los constantes ataques sufridos por derecha.

De todos modos, las combinaciones entre Martín Pérez Guedes, Ariel Cólzera y Marcos Figueroa le daban alguna ilusión a los dirigidos por Iván Delfino. En una de las pocas que pudo gestar el combinado local, el ex San Martín de san Juan dilapidó su chance por encima del travesaño.

A medida que fueron transcurriendo los minutos Boca se fue desinflando. La topadora que había salido a la cancha de Banfield ya no tenía la misma fuerza y los intentos de César Meli de larga distancia, aparecían como recursos más empleados. La individualidad pasó a ser el arma más filosa para el elenco de la ribera.

En el complemento las imprecisiones de Andrés Chávez le sirvieron a Lodeiro para imponer suspenso. Tras un cabezazo defectuoso del ex Banfield, el uruguayo buscó el palo más lejano, pero su volea resultó defectuosa, y su remate se fue ancho. El dominio era claro, pero los errores en el último toque aumentaban los nervios de los protagonistas. Otro tiro lejano del volante con pasado en Colón afirmó la tendencia.

Los ingresos de Fernando Gago y Cristian Pavón fueron mensajes muy claros del Vasco. El entrenador debió corregir la ausencia de conexiones y con el ex Real Madrid en cancha la propuesta era la de llegar por abajo.

De todos modos, las sociedades nunca se conformaron y el empate le dejó un sabor amargo a Arruabarrena. El técnico no consiguió cambiar la pálida imagen que dejó en la pretemporada y continúa sin victorias frente a equipos argentinos en lo que va del año. Tal vez el ansiado triunfo llegue ante San Lorenzo, en lo que será la final de la Supercopa Argentina. Si el resultado contra el Ciclón es adverso, el margen se reducirá por completo. La defensa del título comenzó con el pie izquierdo.

Te puede interesar